El accesorio opcional de luz adaptativa también incluye un servomotor que convierte el espejo estándar en uno giratorio. El espejo gira alrededor de un eje en función de la posición de la inclinación y compensa el ángulo de giro del vehículo. Esto permite que la luz de cruce compense la posición de inclinación, así como el hundimiento. Los dos movimientos se superponen y el haz ilumina la curva. Así, se consigue una mejor visibilidad de la carretera al tomar las curvas, lo que supone un gran aumento de la seguridad activa de conducción.
La posición de inclinación del vehículo se determina a través de un sensor de velocidad de giro situado en la parte central. La información se transmite a través del bus CAN y también la utiliza el sistema DTC encargado de controlar la tracción. Los sofisticados algoritmos utilizados han sido desarrollados exclusivamente por BMW Motorrad y, hasta el momento, son los únicos de ese tipo que existen en el mercado.
+ Leer más

Aún más técnica al detalle