Vibra.

El objetivo no es asentarse, sino encontrar el camino hacia la felicidad. Make Life a Ride.

Introducción

Probando, probando. Uno, dos.

Probando, probando. Uno, dos.

El sol se pone entre un mar de casas y arroja los últimos rayos a través de la ventana. No es nuestra ciudad, pero es nuestro momento. Porque es nuestro primer y último día aquí. Y estamos listas. Repetimos la secuencia una vez más en nuestra cabezas, recogemos nuestras cosas y salimos para conquistar nuestro escenario. Levántate. Sal. Sé valiente. Que te oigan.

+ Leer más

Estribillo

Ponte el casco. Enciende el motor.

Ponte el casco. Enciende el motor.

Pasa a formar parte del ritmo ajetreado de la carretera. El viaje es nuestro ensayo general, la corriente de aire, nuestro público, y el sonido de los motores, nuestro aplauso. Es nuestra fuerza motriz. Una y otra vez. Nada ni nadie nos puede detener. Levántate. Sal. Sé valiente. Que te oigan. Aquí estamos. Aparcamos las máquinas, entramos por la puerta de atrás y avanzamos por pasillos estrechos. El escenario nos espera. Los fanes también. Formamos un círculo. Prueba de sonido. Respira. Y allá vamos. Lo damos todo. La multitud se vuelve loca. Las canciones salen solas. La adrenalina sube. El club está que arde. Somos uno. Con nosotras. Con los fans. Con la música. Levántate. Sal. Sé valiente. Que te oigan.

+ Leer más

Cierre

Otra. Otra. Otra.

Otra. Otra. Otra.

Y cierre. Nos secamos el sudor de la frente. Los instrumentos ahora son responsabilidad de los encargados del equipo. Las calles son nuestras una vez más. La corriente de aire nos relaja. Navegamos a través de un mar de luces de neón. Somos la sangre que recorre las venas de la ciudad. Nos aseguramos de que nadie duerma. Mañana descubriremos lo próximo que nos espera. Esta es nuestra vida. Levántate. Sal. Sé valiente. Que te oigan.

+ Leer más
Más historias que pueden interesarte.
Motocicletas adecuadas.
spinner